martes, 25 de octubre de 2011

Tu inesperada partida al cielo

POR ESTHER MONTEALEGRE

Se nos fue en cuerpo no en alma nuestro viejo querido, el rey, el papá, el hermano, el tío, el abuelo, el alcalde del barrio, la persona más alegre que ha podido tener este mundo, la persona que sí le hizo un homenaje a su apellido Montealegre en vida y perdurará por siempre en la mente y en el corazón de todos los que lo conocieron y los que escucharon hablar de él.



Se me fue el modelo de fotografía, mi actor de dramatizados y cuanta tarea me dejaron en la U, no se le arrugaba a cambiarse de pinta para tomarle la mejor fotografía. Se fue el amigo de todos mis grupos sociales; de los scouts, del club de fotografía, de mis compañeras del colegio y de la U, de mis amigos del alma.
Se me fue el alcahueta de rumbas y festejos hasta último momento, porque me dijo que celebrara mi cumpleaños el sábado 30 de septiembre a pesar de que lo volvían a hospitalizar.

Ahora quién me va a decir “mi guerrillera”, “mi puto genio”, “mi cocolita”, como me dijo la última semana con mi cambio de look, que por supuesto le encantó.

Pero me queda el mejor ejemplo de verraquera en la vida, de hacer un trabajo bien hecho de principio a fin, de ser responsable en todo lo que me proponga, de inyectarle esa chispa a la vida que gracias a Dios con orgullo le heredé, a no tener pena de nada, de ser una buena persona, hija, hermana, tía, amiga, esposa y ante todo a ser la mejor mamá del mundo.

Extrañaré todas tus exageraciones, hacer mucha comida por si llega alguien, a convertir un chiste malo en una larga historia, a cambiarle el nombre a las cosas “las Tascas” por “las pascas”, “fufurufas” por “furufas”. O dichos como “lo tenía entre los cachos”, cuando estaba pensando en alguien.

A amar las rancheras y por supuesto a Vicente Fernández y Antonio Aguilar entre otros, a apoyar el equipo que nos trajo por fin una alegría aquel 19 de 1979, ya todos saben que era más hincha del América que volverlo a decir, porque montó en el bus Blanco y Negro a todos los vecinos del barrio con las tapas de las ollas, pitos y trompetas.

Pero queridos familiares, amigos y conocidos nuestra casa estará de puertas abiertas para ustedes como siemprelo ha sido. Desde las 4:00 de la tarde hay café, a veces con pan, otras veces usted lo traerá, nos disfrazaremos todos el 31 de octubre, seguiremos vendiendo chorizos algún fin de semana, rezaremos la novena en diciembre, jugaremos amigo secreto y sagradamente el 24 nos repartiremos los regalos, y el 1º de enero celebraremos su cumpleaños.

Todo porque le debemos seguir haciendo un homenaje a este gran hombre…

MI VIEJO QUERIDO…
Publicar un comentario