domingo, 4 de julio de 2010

Para frijolit@


Desde que supe que estabas en la pancita de tu mamá me enamoré de vos.

Celebré esa noticia como celebré el 4-0 que le hizo Alemania a Argentina en los cuartos de final del Mundial Sudáfrica 2010: grité, salté y me abracé con quien estuviera al lado mío.



Todavía no sé si eres frijolita o frijolito, y espero con ansias saber qué eres para poder gastarme parte de mi sueldo en comprarte chucherías.

Pero seas lo que seas te voy a querer mucho. No te digo que te enseñaré muchas cosas, porque mi habilidad, como muchos saben, se limitan a tejer y hacer pulseras, (de vez en cuando escribo bien).

No soy muy ducha para los deportes, tampoco sé bailar, no declamo poesías y menos canto, lo único que sé es hablar, y mucho, y te aseguro que te contaré cuentos de esos que estoy escribiendo para niños como vos, de esos pequeñitos que necesitan aprender del mundo con palabras sencillas.

También te puedo contar chistes pastusos, de esos me sé bastantes. Son malos pero hacen reir. Ahhh y te aseguro que al igual que todas tus primas tías, vos vas a ser un@ gran fanátic@ del fútbol, esa es nuestra pasión!!!.

Pd: Tienes que conocer a mi hermana, una loquilla un año mayor que yo que le canta (aunque no canta) a todos los bebé de la familia la canción 'Había una vez una iguana'.
Publicar un comentario